A menudo cuando veo al Emperador como desafío o aprendizaje, se trata de un aspecto que hay que sanar a nivel del padre interno. El padre interno es el que nos aporta la capacidad de tener disciplina en nuestra vida, de seguir reglas positivas que nos afirmen y nos ayuden a prosperar. Es la capacidad […]

Este contenido está protegido como parte de mi membresía.

Si eres miembro, ingresa con tus datos en el formulario aquí abajo.

Y si eres nueva aquí y quieres suscribirte, ve a este link.