Utiliza los arcanos del tarot para intencionar cambios en tu vida

Además de ser una herramienta de consulta y adivinación, el tarot también puede ser nuestra herramienta de intención y manifestación. Tal como aprendimos hace algunas semanas en el artículo “Seis pasos para manifestar con propósito” la importancia de usar las afirmaciones e imaginación como una de las etapas de manifestación, el tarot nos ayuda a activar nuestra imaginación y desarrollar la energía del arcano con el cual estemos trabajando, para traer esa energía a nuestra vida en el momento que la necesitemos. Imaginarnos personificando el arcano en particular, nos ayuda a disponernos psicológicamente a sus mejores cualidades.

Esto es especialmente poderoso si lo hacemos con los arcanos mayores o arcanos de la corte. 

Instrucciones para intencionar personificando los arcanos del tarot

  1. Define tu objetivo. Puede ser, por ejemplo, sanar tu corazón después de una desilusión amorosa, o desarrollar mayor valentía para tomar riesgos. 
  2. Elige el arcano que mejor representa la cualidad que quieres desarrollar, porque te ayudará con tu proceso de manifestación. Por ejemplo, si el objetivo es sanar una desilusión amorosa, elegiría la reina de bastos para reafirmar el amor propio y autonomía. Si, en cambio, se trata de tomar riesgos y actuar con valentía, elegiría el caballero de espadas.
  3. Toma la carta de ese arcano y observa su imagen por varios minutos. Utiliza un mazo de tarot cuyas imágenes te encanten. Observa la actitud del personaje de esa carta, los detalles, los colores, la actitud corporal, la mirada, la expresión de su rostro, la energía que expresa. Si quieres, puedes escribir en tu diario sobre estas cualidades y cuáles son las que crees que más necesitas y te ayudarán en estos momentos. Algo adicional que puedes hacer aquí también es revisar tus apuntes y libros, para recordar los distintos significados asociados a esa carta, que te ayudarán luego a hacer el ejercicio de personificación.
  4. Imagina que tú eres ese arcano. Ahora que has observado muy bien su imagen y seguramente ya recuerdas varios detalles importantes, cierra tus ojos en postura cómoda y lleva tu atención a tu respiración. Una vez que te lleves internamente a ese lugar de calma, imagina que tú eres este arcano. Estás vestida igual que el personaje de la carta que elegiste. Estás haciendo lo mismo y tienes las cualidades de ese arcano. Todos esos detalles toman vida en ti y los puedes sentir. Imagínate, por ejemplo, sentada en ese trono con las piernas abiertas y con un girasol en la mano, como la reina de bastos. ¿Cómo te sientes? O imagínate cabalgando rápido con armadura, gritando con la espada lista para atacar, tal como el caballero de espadas. ¿Cómo te sientes? Conecta con las emociones y sensaciones más positivas de imaginarte como esos personajes. Si alguna emoción negativa emerge, no la reprimas, pero elige conscientemente reemplazarla por una emoción positiva. La idea es que este ejercicio te ayude a sentir esa energía y verte experimentando esas cualidades que hoy quieres desarrollar.
  5. Dale vida a esos arcanos, imaginando qué viene a continuación de esa escena en la que estás. Si la reina de bastos se levanta de su trono o no, qué es lo que hace a continuación. Dirige esta visualización hacia una resolución positiva de lo que deseas. Para este ejemplo, sigamos con la reina de bastos. Si estás reafirmando tu amor propio después de una ruptura amorosa, ahora que te estás imaginando como la reina de bastos, puedes sentir la paz, la autonomía, la confianza de que te tienes a ti misma, de que no necesitas la aprobación ni compañía de nadie que no corresponda tu amor. Siente la certeza de tener muy claro lo que vales y lo poderosa que eres. Que ahora sí estás disponible para un amor brillante, apasionado, generoso, porque lo has descubierto en ti contigo misma, porque lo estás viviendo con tu vida. 
  6. Para terminar el ejercicio, haz tres respiraciones largas y cuando estés lista, abre los ojos. 

Ahora que ya viviste en tu mente, gracias a tu imaginación, la experiencia de la energía y cualidades del arcano que elegiste, podrás volver a esa experiencia y a sentirlo de forma mucho más rápida y fácil cada vez que la necesites. 

Hazlo a diario durante todo el tiempo que estés viviendo el proceso que intencionaste, y cada vez que lo necesites.

Un beneficio adicional de esta práctica es que te ayudará a darle mayor profundidad a tus interpretaciones de los arcanos, porque habrán tomado vida con tus propias experiencias de vida. Cada arcano se convertirá en un ayudante especial y personal para ti.