Todos los días enfrentamos situaciones que nos presentan distintos desafíos: aprender a cuidarnos, trabajar la confianza en nosotros mismos con otros, ser compasivos o poner límites.

Con una lectura del tarot podemos ver de qué desafío se trata y cómo superarlo. Se trata de un trabajo espiritual, con lo cual es muy probable que debamos desarrollar una parte de nosotros que nos cueste o con la cual no estamos familiarizados. Es un camino de cambio constante en el que transformaremos nuestro carácter y pondremos a prueba nuestra fortaleza interna. Pero es precisamente este proceso el que nos ayuda a revelar bendiciones en nuestra vida.

¿Cómo nos ayuda el tarot en este proceso?

Por un lado, el tarot nos puede ayudar mostrándonos cómo estamos viviendo ciertas situaciones, y qué parte de nosotros necesitamos trabajar. Y luego, nos puede entregar también una guía específica para que pongamos en práctica la información recibida con nuestra lectura.

¿Cómo aplicarlo? Elige una situación que te esté desafiando. Luego pide una carta que representará tu actitud o consciencia con la cual estás viviendo esta dificultad, y luego pide otra carta preguntando cuál es la actitud o consciencia adecuada que te ayudará a desarrollar las características o expresar la energía que necesitas para esa situación.

Esta es una forma muy poderosa de entrar en contacto o expandir consciencia respecto a energías en nosotros o fortalezas que tenemos y que desconocemos porque se encuentran en sombra.

Es un proceso que funciona a nivel psicológico y espiritual, y por tanto requiere tiempo. Poner en práctica esta técnica puede resultar extraño o difícil al principio, pero ten paciencia pues el proceso de transformación lleva tiempo.

Espero que esto te inspire, así que cuéntame en los comentarios si lo pusiste práctica y cómo te ayudó.

Un abrazo

Francisca