Mensaje de los ángeles para hoy

11 junio, 2018 Espiritualidad 0 Comments
¡Feliz lunes! Cuando la esperanza de algo nuevo, de estar acercándote a cumplir objetivos (sueños) que deseaste durante tanto tiempo o la posibilidad de expandirte en algún área de tu vida, te causa ansiedad o angustia, es una señal de que ese camino te quiere llevar más allá de tus propios límites conocidos hasta ahora. No es un proceso simple, pero se hace más fácil si lo hacemos con consciencia.
El primer paso es entender que esa angustia o ansiedad viene probablemente, de un pensamiento inconsciente que te dice que no serás capaz de llevar lo que esta nueva etapa exige de ti. Es un desafío de madurez emocional, pues lo que necesitamos desarrollar es una mayor capacidad de ser responsables. Ya sabes, mayores bendiciones, mayor responsabilidad. No podemos recibir solo la mitad de la moneda.
Por eso, muchas veces la angustia o ansiedad es una buena señal, de que ése es el camino de tu crecimiento. Ahora bien, esas emociones negativas son muy reales y si no las integramos, pueden ser trampas peligrosas en el camino. Por eso, la mejor manera de bajarles la intensidad, es que te lleves de la mano por este nuevo camino. Con amor, fortaleza y paciencia. Pero repitiéndote que sí eres capaz de asumir mayor responsabilidad por la construcción de tus sueños. Que sí eres capaz de expandir tus capacidades y de sostener realidades más grandes. Esto aplica de igual forma para quien está iniciando un emprendimiento, quien ha sido ascendida a un cargo mayor en su trabajo, quien quiere consolidar una relación de pareja o tener hijos.
Esto es lo que tenemos que entender: todas tenemos la capacidad de sostener la realidad, sea cual sea el tamaño de nuestros sueños. Es importante considerar, eso sí, que para sostener se necesita fuerza; fuerza física, emocional, mental y sobre todo espiritual. Y es siempre una o más de éstas la que necesitamos entrenar para superar con éxito los nuevos desafíos.
Asi que, por favor, deja de repetirte internamente que no puedes, o deja de dudar de ti. No le des ni una gota de validez a la inseguridad. Aprende a verlo con otro cristal: Si ya identificaste un punto débil, ahora estás en el mejor lugar porque ya sabes qué es lo que tienes que desarrollar.
 
Tú sí puedes. Sí puedes desarrollar la capacidad que necesites para lo que deseas. Convéncete de que sí puedes, y llévate con cuidado y optimismo, por este nuevo camino hacia tu crecimiento.
 
La mente se cree cualquier cosa. CUALQUIER COSA.
Entonces, ¿qué le vas a decir de ti para que te ayude?
 
Con amor,
Francisca Jara
Tarotista & coach espiritual
 
(Foto de “The Guardian Angel oracle”, de Ambika Wauters)