Una pregunta muy común entre quienes comienzan a estudiar tarot es si pueden leerse el tarot a si mismos. Al parecer, hay varios mitos al respecto que señalarían que no se puede o no se debe.

En mi opinión, leernos el tarot es indispensable para aprender a leer el tarot y, además, es una tremenda herramienta para nuestra práctica espiritual.

Foto de CBD Tarot de Marseille, de Yoav Ben-Dov.

La duda o el miedo relacionado con leernos el tarot viene de dos lados diferentes:

1. Por una parte, viene del miedo que nos da ver en nuestras tiradas algo negativo para nuestra vida, o algo diferente a lo que deseamos. Este miedo lo entiendo muy bien porque lo aprendí de mi propia experiencia. Y no solo sintiendo miedo, sino viviéndolo. Hubo una ocasión en mi vida en la cual pude ver en mi lectura de tarot una de las situaciones más dolorosas que me ha tocado vivir. Vi, en las cartas, lo que más temía. Lo vi con detalle y directamente. Y la verdad es que no te voy a engañar ni te voy a vender el cuento del arcoíris. Cuando uno lee el tarot, está observando la vida y la vida tiene de todo, ya sabes como siempre te digo, tiene de dulce y agraz. Y eso el tarot lo cuenta. 

Uno de los problemas de razonamiento detrás de esto es creer que eso negativo en nuestra realidad ocurrió porque lo vimos en las cartas. Y eso no es así. Las cartas del tarot no tienen ninguna influencia en la vida; eres tú la que crea tu realidad, que además incluye el libre albedrío de los demás y la voluntad divina. Si hay alguien que no tiene ninguna responsabilidad de lo que ocurre en tu vida es el tarot. Y, por otro lado, tampoco hay consuelo creyendo que porque no te leerás el tarot entonces esas situaciones negativas no van a ocurrir. Van a ocurrir igual y yo, de manera personal, prefiero verlas en mis lecturas y así poder trabajar con ellas proactivamente, en vez de que me pillen con la cabeza enterrada en la arena.

Ahora bien, también es verdad que muchas veces será solo miedo y nada que esté ocurriendo en la realidad.

Así que, mi querido/a apasionada por el tarot, estás en un lindo camino de crecimiento y madurez emocional, porque superar el miedo a leer tu propio tarot es superar el miedo a vivir. 

2. Por otra parte, algunos creen que uno no podría leerse el tarot porque no estaría siendo objetivo o “no funcionaría”. En mi experiencia, creo que uno sí se puede leer el tarot así mismo con bastante asertividad, y también sé que uno puede perder total perspectiva y venderse todo el cuento que quiera.

Y esto no es algo especial del tarot, sino de nuestra propia psicología. Siempre perderemos objetividad cuando estamos involucrados emocionalmente en una situación. Por eso, por supuesto que con práctica puedes leer tu propio tarot, pero también es positivo que aprendas a reconocer cuándo no te estás ayudando y entonces, puedas pedir a alguien más que te lo lea.

Con tu práctica, aprenderás a reconocer cuándo estás en un buen lugar interno y estás siendo asertiva con tus propias lecturas, y cuándo no.

¿Cómo perder el miedo a leerte el tarot?

Hay cosas que puedes hacer para darte mayor confianza en esto como, por ejemplo, no leerte el tarot sobre un asunto que te afecta mucho y que en ese momento te tiene muy nerviosa. Mejor esperar a que baje la presión emocional y que pasen unos días. En este artículo «¿Cómo perder el miedo a leer el tarot?» te comparto varios tips que te ayudarán con esto también.

De todas formas, creo que es absolutamente valioso que te leas el tarot lo más seguido posible – como siempre les recomiendo, partiendo por la práctica de la carta diaria con el tarot –, porque es la mejor forma de generar una relación y lenguaje propio con tu tarot, la mejor forma de comprender cómo se expresan sus significados en la vida real, y también de ayudarte en tu camino de crecimiento personal.

Espero que esto te ayude,

Un abrazo

Francisca Jara